El centro de formación gira en torno a un espacio central, un zaguán de entrada, que es antesala de las diferentes aulas. Los espacios se organizan en tres franjas separadas entre sí por muros que albergan pilares, instalaciones y espacio de almacenamiento. No podemos decir que existe un material que asuma la responsabilidad del proyecto pero sí una textura blanca mate que unifica todo el proyecto.